Estigma

Este concepto refiere a la situación de cualquier individuo inhabilitado para una plena aceptación social. En la actualidad dejó de ser la manifestación corporal de un mal, sino que designa lo maligno en sí mismo. Si una persona está estigmatizada depende de una construcción social.
El medio social en que habitamos establece las categorías de personas que son aceptadas. De allí surgen expectativas, y la identidad real de una persona se va reemplazando por una identidad virtual que se establece según el cumplimiento de esas expectativas. Si no se llegan a cumplir esas demandas surge el individuo estigmatizado.
Es importante remarcar que la noción de estigma se refiere a relaciones entre las personas más que a los atributos reales que tenga un individuo. Una característica es aceptada o no por la sociedad según el marco socio-cultural en el que se desarrolle.
Como el tema central es la aceptación, el estigmatizado puede tomar diferentes posturas para superar esa dificultad, que van desde el retraimiento hasta la agresividad. De este modo se van entretejiendo diferentes modos de interacción, aunque siempre persiste en el estigmatizado la incertidumbre de qué piensa realmente el resto de la sociedad.
Es muy importante tener en cuenta el tema de la construcción social de las expectativas normativas. Me estoy refiriendo a que hay una idea consensuada por grupos más o menos amplios en cuanto a quienes son los aceptados. Y la persona estigmatizada es parte de ese colectivo, por ende también ella comparte esas expectativas y por eso le es a veces tan difícil reconocer como iguales a los que comparten su estigma.