BANCO MUNDIAL

 

EVALUACION SOCIAL DE LA AUTOPERCEPCION DE LOS POBRES
EN LA ARGENTINA
 
BUENOS AIRES
Enero 1999
 

PRESENTACIÓN

 
 

 

Ir a Índice de Datos de Interés

 

 

 

PRESENTACIÓN

 

El presente informe de avance sintetiza los principales resultados obtenidos en el curso de una investigación dedicada a la Evaluación Social (ES) de la auto percepción de la situación de pobreza en la sociedad argentina.

La investigación se realizó durante las dos ultimas semanas de diciembre de 1998, bajo la coordinación general, por parte del Banco Mundial, de Norman Hicks y la supervisión de Sandra Cesilini. Los trabajos de la consultora Sofres-Ibope fueron coordinados por Enrique Zuleta Puceiro y la Dirección Técnica del proyecto correspondió a Isidro Adúriz. Participaron en diversas etapas los equipos técnicos de Sofres-Ibope, bajo la coordinación central de Miriam García.

Los objetivos generales de la investigación se han centrado en la identificación de las diversas formas de auto percepcion de la situación de pobreza en diversos sectores de la sociedad argentina. Ello ha comprendido la caracterización de los intereses y valoraciones vigentes sobre la materia, la detección de áreas de responsabilidad institucional y competencia en el desarrollo de políticas sociales específicas y el análisis de factores asociados a situaciones de pobreza y exclusión en el caso de sectores de pobreza crítica.

Los resultados obtenidos hasta el momento configuran una primera etapa de carácter eminentemente cuantitativo, que habrá de ser complementada por una segunda fase, de carácter cualitativo, que se desarrollará a través de una indagación a través de grupos focales de indagación operativa, implementados conforme la metodología determinada en los términos de referencia.

Las cuestiones analizadas reflejan en general la nueva agenda de preocupaciones en torno a las relaciones entre pobreza, desigualdad y exclusión en las áreas urbanas De un modo particular, procura responder a algunas de las conclusiones centrales del reciente Foro sobre la Pobreza, Desigualdad y Vulnerabilidad, organizado por el Banco Mundial en Buenos Aires entre el 19 y el 20 de octubre de 1998.

La preocupación central -expuesta en la reunión mencionada por el experto argentino Ariel Fiszbein-, gira en torno a la necesidad de realizar un esfuerzo sistemático para evaluar el impacto sobre la pobreza y la equidad de las diversas reformas e innovaciones de carácter institucional que están siendo desarrolladas en la región. La mejora del acceso a servicios de calidad constituye un componente crítico de toda estrategia anti-pobreza y ello cobra particular importancia en el caso de las grandes ciudades como Buenos Aires, habitualmente al margen de los esfuerzos centrales de los estudios sobre pobreza.

Tradicionalmente, se ha tendido a focalizar la atención de los programas de desarrollo social sobre servicios tales como la educación, la salud o el agua potable. Sin embargo, a través del tiempo nuevos servicios --tales como la justicia o la seguridad ciudadana-- han comenzado a ser reconocidos como esenciales. Del mismo modo, aunque en sentido estricto pueden no ser considerados como servicios, el acceso a la vivienda o al crédito también constituyen elementos críticos en la formulación de estrategias para combatir la pobreza.

Este énfasis en la provisión de servicios como un aspecto estratégico en la lucha contra la pobreza es consistente tanto con un enfoque de necesidades básicas (que resalta el carácter de consumo de dichos servicios), como con un enfoque que resalta el hecho que estos servicios constituyen activos de diverso orden de modo tal que mejorar el acceso a los servicios facilita la acumulación de capital humano (por ejemplo en el caso de la educación), físico (por ejemplo en el caso de la vivienda) y social (por ejemplo en el caso de la seguridad ciudadana).

Al mismo tiempo, una mirada desde el punto de vista de la exclusión social sugiere que una mayor igualdad en el acceso a los servicios básicos es una pre-condición para promover una mayor cohesión social.

Al igual que el resto de los países de América Latina, la Argentina está desarrollando una serie de reformas que pueden agruparse en cuatro grupos principales: descentralización, privatización, participación, y alianzas público-privadas.

La descentralización implica la transferencia de la responsabilidad por la provisión del servicio del nivel nacional a un nivel sub-nacional del estado (la provincia, el municipio). La privatización implica la transferencia de la responsabilidad por la provisión del servicio del ámbito estatal al privado (particularmente hacia aquel con fines de lucro). Por participación se entiende reformas institucionales que buscan promover el rol de los beneficiarios en la gestión de los servicios. Finalmente, las alianzas público-privadas constituyen la creación de formas institucionales que trascienden la separación tradicional estado-mercado-sociedad civil o las dicotomías estado-mercado o lucro-no-lucro adoptando modelos de gestión mixtos.

En todas estas áreas, se pueden encontrar ejemplos de reformas e innovaciones que -aunque no siempre motivadas por el objetivo de combatir la pobreza- tienen el potencial de cambiar de modo radical las condiciones de provisión de servicios, mejorando o empeorando el acceso a ellos por parte de los sectores populares.

Investigaciones como la presente procuran indagar específicamente en el efecto de las reformas sociales sobre segmentos sociales a los que se suponía, en principio, al margen de los costos principales de las reformas estructurales, pero que de hecho sufren dificultades importantes en el proceso de adaptación a las nuevas condiciones sociales. El foco de interés principal recae, en consecuencia sobre situaciones tipificables como de "nueva pobreza", generada por el impacto de reformas económicas como las implantadas en la Argentina durante los últimos años.

Entre las enseñanzas y sugerencias que ofrecen las investigaciones más recientes sobre la pobreza cabe tener en cuenta, a los efectos del diseño de investigaciones como la presente, algunos temas centrales:

En primer lugar, es preciso reconocer que el nivel de vida -y en consecuencia la pobreza_, es una realidad multidimensional. Ello implica una urgencia especial en la superación de enfoques tradicionales, inspirados por perspectivas metodológicas unilateralmente económicas. Al analizar situaciones de pobreza y desigualdad es preciso introducir indicadores complementarios, atinentes a componentes de salud, educación, niveles de vulnerabilidad y riesgo, vinculaciones entre pobreza, exclusión e incremento de la inseguridad ciudadana.

En segundo lugar, resulta clara la demanda de enfoques capaces de desarrollar un punto de vista micro, destinado a relevar empíricamente la auto percepción efectiva y las vivencias de pobreza entre quienes quedan encuadrado en las situaciones de "nueva pobreza". Ello implica un recurso franco e integral a los conocimientos e instrumentos del resto de las ciencias sociales, muy particularmente el análisis cuantitativo y cualitativo de expectativas y demandas sociales.

En tercer lugar tiende a primar actualmente un interés por la opinión de los pobres sobre la pobreza, y su evaluación de las intervenciones sociales, tanto públicas como privadas, encaminadas a ayudarles. La auto percepcion de las situaciones de pobreza y nueva pobreza es uno de los principales ejes de interés de la presente investigación.

De allí precisamente la opción por la realización de una encuesta sobre población general, complementada por un estudio específico de la submuestra integrada por quienes se reconocen a sí mismos como sometidos a condiciones de pobreza, orientado a conocer en detalle sus percepciones sobre la pobreza y su evaluación de las intervenciones compensatorias, tanto públicas como privadas.

El marco teórico de la investigación ha generado un cuerpo de interrogantes básicos, referidos al impacto de las reformas institucionales, a su sustentabilidad y a sus efectos indirectos sobre las relaciones entre actores sociales. necesario proceso de cambio. Entre estas cuestiones, cabría indicar las siguientes:

  1. ¿Cuál ha sido el impacto de reformas institucionales específicas --por ejemplo las privatizaciones de servicios públicos sobre el acceso a servicios básicos por parte de distintos grupos sociales?.
  2. ¿Qué aspectos de dichas reformas institucionales explican dicho resultado?.
  3. ¿Qué grado de sostenibilidad tienen de hecho dichas reformas, tanto desde el punto de vista tanto financiero como político?.
  4. Los efectos observados ¿son sólo de corto plazo -como resultado de la introducción de las reformas-? o, por el contrario, ¿representan una reversión profunda y duradera en las reglas del juego?.
  5. ¿Cuáles son los principales efectos de las reformas en cuestión?.
  6. ¿En qué medida pueden contribuir a potenciar o facilitar otras iniciativas dentro de la lucha contra la pobreza y la vulnerabilidad social?.
  7. ¿Es posible desarrollar mecanismos compensatorios que incrementen la voz de los sectores socialmente excluidos y por lo tanto alteren la dinámica política local sin necesidad de sobre-imponer normas burocráticas, por lo general relativamente fáciles de evadir?
  8. ¿Cómo garantizar transparencia y eficiencia en el proceso de transferencia de la responsabilidad por la provisión de servicios de la órbita estatal a la privada?.
  9. ¿Cuáles son los diseños institucionales más convenientes para el desarrollo de las condiciones necesarias para el desarrollo de autoridades y capacidades, y los mecanismos de "accountability") que hace de estos esquemas participativos mecanismos eficaces para combatir la pobreza y la exclusión de modo sostenible?
  10. Qué instituciones cuentan con la legitimidad social necesaria para encarar esfuerzos compensatorios como los que demandan las nuevas situaciones?.

En lo referente a la metodología de indagación, se han contemplado los requerimientos propios de una investigación cuantitativa. La investigación abarcó dos etapas sucesivas.

a) La primera etapa se basó en la realización de una encuesta nacional, referida a Opiniones y actitudes con respecto a la pobreza. Comprendió la realización de 1.200 entrevistas directas en domicilio, basadas en la aplicación de un cuestionario semi-estructurado. La muestra diseñada especialmente para este estudio alcanzó una cobertura nacional y se distribuyó en 29 ciudades: Capital Federal, GBA, Córdoba, Rosario, La Plata, Mar del Plata, Santa Fe, Bahía Blanca, Paraná, Lobos, Dean Funes, Correa, Resistencia, Posadas, Formosa, Pto Tirol, Las Palmas, Mendoza, San Juan, San Luis, Rivadavia, San Miguel de Tucumán, Salta, Santiago del Estero, San Fernando del Valle de Catamarca, La Rioja, Tafí Viejo, Neuquén y Comodoro Rivadavia.

La muestra fue diseñada según una estratificación por tamaño de ciudades y de acuerdo a la pertenencia a Región. Se utilizaron cinco estratos poblacionales: Area Metropolitana, ciudades mayores a 100 mil habitantes, ciudades entre 50 y 100 mil habitantes, ciudades entre 10 y 50 mil habitantes y ciudades menores a 10 mil habitantes. La regionalización utilizada es la sugerida por el INDEC en el Censo Nacional de Población y vivienda. Se divide el País en 6 regiones: Metropolitana, Pampeana, Noroeste, Cuyo, Noreste y Patagonia.

Comprendió, como se ha consignado, un total de 1200 casos, con un error de +/-2,8 % global para los totales, para un nivel de confianza de 95%.

Las entrevistas se realizaron entre los días 18 y 25 de noviembre de 1998. Participaron 90 encuestadores, bajo la supervisión y control de 6 coordinadores locales en el interior del país y 1 coordinador general desde las oficinas centrales. Se supervisó el 20% del material, se codificó y editó el 100% en las oficinas de Sofres-Ibope. El procesamiento de la información se realizó mediante la utilización del programa SPSS. Las tabulaciones de resultados se exponen a través de tres tipos de valores: números absolutos elevados al total del universo -expresados en miles-, porcentajes horizontales y porcentajes verticales.

b) La segunda etapa abarcó una encuesta metropolitana en la Ciudad de Buenos Aires, a los efectos de aplicación de un segundo cuestionario más amplio y detallado, tambien semi-estructurado de aproximadamente 60 preguntas.

En esta etapa se realizaron 600 entrevistas en hogares de la Ciudad de Buenos Aires, conforme con un diseño muestral no proporcional, sobre representando los sectores socio-económicos medios y bajos, a fin de garantizar la eficiencia de la base estadística. El tamaño de la muestra implica un error standard de +/- 4.08% en los casos en que p=0.5, con un nivel de confiabilidad de 95.5%. En la fase de procesamiento, los resultados finales fueron debidamente ponderados para devolver a cada una de las zonas su peso real en el universo estudiado. La selección de entrevistados se efectuó a partir de la determinación de puntos muestra al azar, considerados como origen de rutas aleatorias para la selección de hogares. Una vez seleccionado el hogar, la determinación del individuo a encuestar se efectuó de acuerdo con cuotas predeterminadas de sexo y edad. El trabajo de campo se realizó durante las últimas dos semanas del mes de diciembre de 1998 y participaron del operativo de campo un total de veinte encuestadores.

La coordinación general de la investigación estuvo tambien a cargo de Enrique Zuleta Puceiro. El diseño, dirección técnica y procesamiento de la información fue conducido por Isidro Adúriz. La dirección operativa estuvo a cargo de Miriam García y la coordinación del trabajo de campo fue ejecutada por María José Massarin. Para la realización de esta segunda etapa, se contó con el apoyo económico de una ayuda especial para investigación de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires

Los apartados siguientes resumen algunas de las principales conclusiones que ofrece un primer análisis de la información recogida en el curso de ambas etapas de la investigación.

 

 
PRIMERA ETAPA
INVESTIGACION NACIONAL
 
(Cuadro 1)  1. Definición general de la situación de pobreza
(Cuadro 2)  2. Auto percepción de pobreza 
(Cuadro 3)  3. Caracterización general de la situación de pobreza 
(Cuadro 4)  4. Percepciones respecto a competencias y capacidades institucionales de respuesta al
                  problema de la pobreza.   
(Cuadro 5) 5. Evaluación de la situación del entorno hogareño como condicionante de la situación
                  de pobreza
(Cuadro 6)  Evaluación retrospectiva del nivel de ingresos del hogar en los últimos 5 años   
(Cuadro 7)  Ingreso mensual que considera necesario para cubrir necesidades básicas   
(Cuadro 8)  Nivel de ingresos total Familiar mensual    
                  Ficha Técnica del Estudio Nacional
  
 
 
 

 

 

 

PRINCIPALES RESULTADOS

 

1. Definición general de la situación de pobreza
 
 

CUADRO Nº 1

DEFINICION DE POBREZA

 

TOTAL

NIVEL SOCIO-ECONOMICO

   

Alto

Medio

Bajo

NO TENER TRABAJO

20.6

16.0

17.9

22.9

TENER PROBLEMAS LABORALES

2.6

3.3

1.6

3.1

SER SUBOCUPADO

0.5

0.0

0.5

0.6

NO PODER MANTENER A QUIENES DEPENDEN DE NOSOTROS

7.9

6.1

8.7

7.7

NO TENER PARA COMER

6.7

4.8

6.3

7.2

NO TENER LO BASICO PARA CUBRIR LAS NECESIDADES BASICAS

25.6

38.8

27.7

22.0

NO PODER ACCEDER A SERVICIOS PUBLICOS

0.1

0.0

0.3

0.0

CARECER DE TODO

13.6

13.1

13.4

13.9

NO TENER DINERO

3.9

1.3

4.2

4.1

TENER UN SALARIO BAJO

2.1

0.5

2.4

2.2

PERTENECER A LA CLASE TRABAJADORA

0.5

0.0

0.3

0.7

NO PODER EDUCARSE / CAPACITARSE

2.6

8.7

2.2

1.7

CARECER DE OPORTUNIDADES

2.6

1.3

2.1

3.1

CARECER DE VALORES

1.0

0.0

1.9

0.6

SER INFELIZ, NO TENER AFECTOS, AMIGOS

1.1

0.0

2.7

0.4

CARECER DE VALORES ESPITUALES

2.0

3.9

2.0

1.7

SER DISCRIMINADO, MARGINADO

1.7

0.0

1.6

2.1

NO TENER ACCESO A UNA ATENCION DIGNA DE LA SALUD

0.7

0.0

0.7

0.7

NO TENER LUGAR DONDE VIVIR

1.7

1.9

0.6

2.2

VIVIR EN UNA VILLA

0.9

0.0

0.7

1.2

JUBILACION INDIGNA

0.0

0.0

0.0

0.0

OTROS

0.1

0.0

0.0

0.1

NO SABE / NO CONTESTA

1.7

0.4

2.0

1.8

La definición general de lo que para los entrevistados constituye la situación de pobreza implica un primer paso en el proceso de identificación de las formas en que los distintos sectores sociales definen la pobreza.

El Cuadro 1 refleja los resultados a la pregunta formulada en el sentido de describir lo que personalmente se considera por "pobreza". Se requiere por una definición descriptiva, referida a situaciones económicas y sociales indicativas de la situación de pobreza.

Las dos respuestas más importantes son sin duda las que se vinculan a las nociones de "necesidades básicas no satisfechas" (25.6) y "desempleo" (20.6). El resto de las respuestas se desgrana en una serie de opciones susceptibles, sin embargo de ser agrupadas.

Las definiciones centradas en la idea del desempleo suman, si se tiene en cuenta ideas asociadas tales como sub empleo, problemas laborales o bajo salario, un total de 26.3.

Las respuestas centradas en las nociones vinculadas a necesidades básicas insatisfechas suman, en cambio, 62.8.

Las respuestas centradas en carencias personales y dificultades de inserción social constituyen un grupo aparte, que suma alrededor del 10%.

Ofrece gran interés el cruce de los datos expuestos por Nivel Económico Social (NES). La falta de trabajo suma 16.0 en los sectores de NES Alto, en tanto que se eleva a 22.9 en los de NES Bajo.

Las necesidades básicas insatisfechas sube a 38.8 en el sector de NES Alto y baja a 22.0 en el NES Bajo. Los sectores de menor nivel socio-económico conviven con condiciones de deficiencia estructural que forman parte de un contexto estructural. Lo nuevo es para ellos la crisis de las oportunidades laborales, de allí la distribución descripta.

Una ilustración cabal de lo dicho es la referencia a la dificultad de acceso a la educación y capacitación personal (2.6). La percepción de importancia de las deficiencias y carencias educativas se elevan a 8.7 en el NES Alto y baja a 1.7 en el Bajo.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

 

2. Auto percepción de pobreza

El Cuadro 2 registra las respuestas a la cuestión relativa estrictamente a la auto percepcion de la situación de pobreza por parte de los entrevistados. Constituye un segundo paso en la estrategia analítica adoptada por la investigación y se basa en una pregunta simple: ¿ "Usted se considera pobre?.

CUADRO Nº 2

¿UD. SE CONSIDERA POBRE?

 

TOTAL

SEXO

EDAD

NES

   

VARON

MUJER

18-29

30-49

50-64

65 Y MAS

ALTO

MEDIO

BAJO

SI

25.9

24.4

27.3

18.1

30.6

25.6

31.4

2.1

17.1

35.3

NO

70.0

70.5

69.6

77.9

65.2

69.8

65.9

96.3

80.1

59.4

NO CONTESTA

4.1

5.1

3.1

4.0

4.3

4.6

2.7

1.6

2.8

5.2

La respuesta positiva alcanza a un 25.9 para la media nacional, guarismo similar al registrado en la encuesta metropolitana. Una cuarta parte de la población argentina se considera a sí misma en situación de pobreza.

Las tablas de resultados ofrecen información exhaustiva acerca de rasgos socio-económicos de la población que se autopercibe como pobre. Interesa sin embargo subrayar algunas correlaciones de importancia.

El porcentaje es mayor entre las mujeres (27.3) que entre los hombres (24.4). También lo es entre los mayores de 65 años (31.4) que entre los jóvenes (18.1). Resulta de interés consignar que el grupo de edad más dinámico desde el punto de vista de su actividad laboral –el de 30 a 49 años de edad) alcanza 30.6.

Aun así el cruce mas significativo es el referido al NES. El promedio nacional de 25.9 se eleva a 35.3 en el NES Bajo y baja a 2.1 en el Alto y 17.1 en el Medio. Esto implica que un 17.1 de los sectores ubicados en el sector medio se consideran a sí mismos en situación de pobreza.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

3. Caracterización general de la situación de pobreza

El Cuadro 3 refiere los resultados obtenidos en un tercer paso de la estrategia analítica escogida: la identificación de percepciones, razones y valoraciones operantes en el proceso de "construcción social" que toda auto percepcion en el fondo implica. Las respuestas pertenecen al grupo de entrevistados que se autoperciben como pobres (25.9) de la totalidad de la muestra.

En la fase cualitativa de la presente investigación se profundizará en este aspecto crucial de la problemática bajo examen.

 

CUADRO Nº 3

RAZONES POR LAS CUALES SE CONSIDERA POBRE

BASE: SE CONSIDERAN POBRES (25,9% DEL TOTAL)

(LOS % NO SUMAN CIEN PORQUE SE ACEPTO MAS DE UNA RESPUESTA)

 

TOTAL

NO TENER TRABAJO

31.2

TENER PROBLEMAS LABORALES

6.6

SER SUBOCUPADO

0.6

NO PODER MANTENER A QUIENES DEPENDEN DE UNO

4.4

NO TENER PARA COMER

2.4

NO TENER LO BASICO PARA CUBRIR LAS NECESIDADES BASICAS

14.2

NO PODER ACCEDER A SERVICIOS PUBLICOS

1.2

CARECER DE TODO

3.3

NO TENER DINERO

13.4

TENER UN SALARIO BAJO

18.1

PERTENECER A LA CLASE TRABAJADORA

2.8

NO PODER EDUCARSE / CAPACITARSE

1.0

CARECER DE OPORTUNIDADES

3.6

CARECER DE VALORES

0.1

SER INFELIZ, NO TENER AFECTOS, AMIGOS

0.2

CARECER DE VALORES ESPIRITUALES

0.8

SER DISCRIMINADO, MARGINADO

0.8

NO TENER ACCESO A UNA ATENCION DIGNA DE LA SALUD

1.3

NO TENER LUGAR DONDE VIVIR

3.4

VIVIR EN UNA VILLA

0.0

JUBILACION INDIGNA

7.3

OTROS

0.4

NO SABE / NO CONTESTA

0.1

La distribución de las respuestas confirma los resultados comentados en los apartados precedentes. En los sectores que se autoperciben como pobres, la percepción de carencia e inseguridad laboral, asociada con el impacto de nuevas condiciones sociales y económicas sobrevenidas en los últimos tiempos, es más importante que la percepción de que se sufren condiciones estructurales que impiden satisfacer necesidades básicas adecuadamente resueltas en el resto de los niveles sociales.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

 

4. Percepciones respecto a competencias y capacidades institucionales de respuesta al problema de la pobreza.

CUADRO Nº 4

INSTITUCIONES CONSIDERADAS MÁS EFECTIVAS

PARA COMBATIR LA POBREZA

 

1º LUGAR

2º LUGAR

3º LUGAR

SINDICATOS

3.5

4.0

5.9

PARTIDOS POLITICOS

4.1

8.0

6.9

IGLESIA CATOLICA

14.0

14.1

12.2

OTRAS IGLESIAS

1.5

4.1

5.6

ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES

7.1

9.9

8.5

MUNICIPIOS

4.3

7.6

20.3

GOBIERNO PROVINCIAL

4.0

23.1

9.6

GOBIERNO NACIONAL

23.1

8.0

8.6

ORGANISMOS INTERNACIONALES

2.7

5.4

9.9

CARITAS

15.6

15.8

12.5

OTRAS

0.5

0.0

0.0

NINGUNA

14.7

0.0

0.0

NO SABE / NO CONTESTA

4.8

0.0

0.0

El Cuadro 4 consigna datos que permiten una primera respuesta a otro de los interrogantes básicos que orienta la presente investigación: ¿Cuáles son las instituciones percibidas como más capaces de aportar soluciones efectivas para combatir la pobreza?.

Destacan significativamente el gobierno nacional (23.1) y la Iglesia Católica, considerada tanto en sí misma (14.0) como a través de su organización Caritas (15.6).- La referencia es lógica, dada la importancia de los programas sociales y la percepción general de desintegración de las respuestas institucionales locales.

Importa en este sentido destacar la escasa importancia atribuida a los gobiernos locales (4.3) y provinciales (4.0), efecto de un proceso de descentralización aun incipiente, que impide visualizar a los gobiernos locales como instancias efectivas de solución de los problemas de pobreza.

Lo mismo ocurre con las ONG’s (7.1) y los organismos internacionales (2.7) cuya importancia sustancial en este punto no es registrada por la población en términos de respuesta efectiva al problema.

Un importante 14.7 expresa que ninguna institución de las consideradas es efectiva para el objetivo bajo análisis.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

 

5. Evaluación de la situación del entorno hogareño como condicionante de la situación de pobreza

CUADRO Nº 5

EVALUACION RETROSPECTIVA DE LA SITUACION DEL HOGAR

EN LOS ULTIMOS CINCO AÑOS

 

TOTAL

SEXO

NES

   

VARON

MUJER

ALTO

MEDIO

BAJO

MUCHO MEJOR

2.3

3.6

1.2

7.3

3.1

1.0

MEJOR

15.3

18.0

13.0

23.5

17.8

12.5

IGUAL

35.3

38.3

32.5

36.8

34.5

35.4

PEOR

37.5

32.2

42.2

28.4

35.0

40.6

MUCHO PEOR

8.4

6.5

10.0

3.3

8.9

8.9

NO SABE / NO CONTESTA

1.2

1.4

1.1

0.6

0.8

1.6

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

CUADRO Nº 6

EVALUACION RETROSPECTIVA DEL NIVEL DE INGRESOS DEL HOGAR

EN LOS ULTIMOS 5 AÑOS

 

TOTAL

SEXO

NES

   

VARON

MUJER

ALTO

MEDIO

BAJO

MUCHO MEJOR

1.5

1.9

1.1

2.8

2.5

0.6

MEJOR

13.9

15.5

12.5

23.9

15.9

10.9

IGUAL

34.3

37.8

31.1

39.6

31.3

35.1

PEOR

39.0

35.1

42.4

29.3

37.8

41.3

MUCHO PEOR

9.8

8.1

11.3

3.8

10.2

10.7

NO SABE / NO CONTESTA

1.6

1.6

1.5

0.6

2.3

1.3

Los Cuadros 5 y 6 abordan un análisis retrospectivo de la situación del hogar durante los últimos cinco años, medidos en términos de situación general e ingresos económicos.

La percepción es en general negativa. Un 37.5 se considera hoy en peor situación que hace cinco años, sumado al 8.4 que se considera peor. La sensación de optimismo solo es compartida por una suma del 17.6. –Cuadro 5-.

Esta percepción negativa respecto a la situación del hogar se ve especialmente acentuada a medida que se desciende en el Nivel Económico Social.

La percepción retrospectiva en el nivel de ingresos es incluso algo peor, con la misma pauta de distribución social indicada –Cuadro6-. Existen hogares en los que la percepción puede incluso no ser tan negativa, aunque en definitiva lo sea al hablar de ingresos.

Al respecto, cabe considerar la estructura de los ingresos considerados como necesarios para satisfacer necesidades básicas. Un 35.5 de la población sitúa su demanda mínima por debajo de los $ 1.000 mensuales y sólo un 16.0 considera poder atender a sus necesidades básicas en el nivel del salario mínimo vigente en la Argentina –Cuadro 7-.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

CUADRO Nº 7

INGRESO MENSUAL QUE CONSIDERA NECESARIO

PARA CUBRIR LAS NECESIDADES BASICAS

 

TOTAL

SEXO

NES

   

VARON

MUJER

ALTO

MEDIO

BAJO

600 O MENOS

16.0

14.9

16.9

3.5

4.9

24.7

601-900 PESOS

12.3

11.0

13.5

2.7

7.0

17.1

901-1000 PESOS

17.2

13.7

20.3

8.4

15.3

19.9

1001-1499 PESOS

7.3

9.0

5.8

5.5

7.4

7.5

1500 PESOS

13.0

15.4

10.9

10.1

17.2

11.1

1501-2000 PESOS

15.7

17.6

14.0

24.7

21.9

10.5

MAS DE 2000 PESOS

13.9

14.2

13.6

40.7

21.0

4.9

NO CONTESTA

4.7

4.2

5.1

4.3

5.3

4.4

 

En este sentido, uno de los datos básicos de la encuesta es el del Cuadro 8. Casi una cuarta parte de la población declara estar situado en un nivel de ingresos inferior a del salario mínimo. Carece, en consecuencia de las posibilidades de atender a necesidades mínimas, cifra que coincide, aproximadamente con el porcentaje de quienes se auto perciben en situación de pobreza. Las tablas adjuntas permiten una caracterización de las variables de caracterización de este importante segmento de la sociedad argentina.

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

CUADRO Nº 8

NIVEL DE INGRESOS TOTAL FAMILIAR MENSUAL

 

TOTAL

NES

   

ALTO

MEDIO

BAJO

MENOS DE 200 PESOS

7.8

0.0

1.5

12.8

200-400 PESOS

15.0

0.0

6.1

22.9

401-500 PESOS

8.1

0.0

6.9

10.2

501-600 PESOS

7.9

2.2

5.2

10.5

601-700 PESOS

5.6

0.4

3.7

7.7

701-800 PESOS

5.0

0.9

6.0

5.1

801-900 PESOS

4.4

2.7

6.0

3.7

901-1000 PESOS

7.1

2.4

11.9

5.0

1001-1300 PESOS

6.1

4.3

10.2

3.9

1301-1600 PESOS

6.2

13.3

8.6

3.5

1601-2000 PESOS

4.5

11.9

7.4

1.5

MAS DE 2000 PESOS

6.1

32.8

7.6

0.5

NO CONTESTA

16.4

29.1

18.9

12.6

Ir a índice de Cuadros

 

 

 

 

 

 

FICHA TECNICA DEL ESTUDIO NACIONAL

 

TIPO DE ESTUDIO:

Opiniones y actitudes con respecto a la pobreza. Entrevistas directas a través de la utilización de un cuestionario semi-estructurado.

 

UNIVERSO:

Estudio de cobertura nacional en las siguientes 29 ciudades:

Capital Federal, GBA, Córdoba, Rosario, La Plata, Mar del Plata, Santa Fe, Bahía Blanca, Paraná, Lobos, Dean Funes, Correa, Resistencia, Posadas, Formosa, Pto Tirol, Las Palmas, Mendoza, San Juan, San Luis, Rivadavia, San Miguel de Tucumán, Salta, Santiago del Estero, San Fernando del Valle de Catamarca, La Rioja, Tafí Viejo, Neuquén, Comodoro Rivadavia.

 

CARACTERISTICAS DE LA MUESTRA

La muestra fue diseñada según una estratificación por tamaño de ciudades y de acuerdo a la pertenencia a Región. Se utilizaron cinco estratos poblacionales: Area Metropolitana, ciudades mayores a 100 mil habitantes, ciudades entre 50 y 100 mil habitantes, ciudades entre 10 y 50 mil habitantes y ciudades menores a 10 mil habitantes. La regionalización utilizada es la sugerida por el INDEC en el Censo Nacional de Población y vivienda. Se divide el País en 6 regiones: Metropolitana, Pampeana, Noroeste, Cuyo, Noreste y Patagonia.

Comprendió un total de 1200 casos, con un error de +/-2,8 % global para los totales, para un nivel de confianza de 95%.

 

TRABAJO DE CAMPO

Se realizaron las entrevistas entre los días 18 y 25 de noviembre de 1998. Participaron 90 encuestadores, bajo la supervisión y control de 6 coordinadores locales en el interior del país y 1 coordinador general desde las oficinas de la empresa.

Se supervisó el 20% del material, se codificó y editó el 100% en las oficinas de Sofres-Ibope.

 

PROCESAMIENTO

El procesamiento de la información se realizó mediante la utilización del programa SPSS. Las tabulaciones de resultados se exponen a través de tres tipos de valores: números absolutos elevados al total del universo -expresados en miles-, porcentajes horizontales y porcentajes verticales.

 

Ir a Índice de Datos de Interés